Cómo comprar una buena PC: características y componentes
  • Inicio
  • Productos
  • Cómo comprar una buena PC: características y componentes
por Daniel Quiaro (Quiarom)  profile image Daniel Quiaro (Quiarom) Ulises Ortiz profile image Ulises Ortiz

Cómo comprar una buena PC: características y componentes

Si quieres renovar tu equipo y no sabes dónde empezar, usa esta guía para comprar una buena PC para tu día a día.

A muchos nos ha pasado que queremos cambiar de ordenador y entendemos poco o nada de las indicaciones básicas de una PC, mucho menos saber cuál computadora comprar. Estas dudas abruman nuestra experiencia de compra.

Aquí haremos un repaso rápido y puntual sobre cómo elegir una computadora, empezando por los términos básicos que debes conocer, pasando por criterios esenciales hasta recomendaciones generales que te darán una perspectiva dentro del mundo de la computación.

Términos básicos

Cuando quieres comprar una laptop o armar una computadora de escritorio, hay una serie de términos básicos que debes saber para entender cuál equipo o componentes se adaptan mejor a nuestras necesidades. Esta lista resume varias de las características de una PC o portátil que debes tener en cuenta.

Modelo de laptop en Amazon.
Modelo de laptop en Amazon.

Marca

La marca de la computadora indica quién la produjo y también te permite conocer el número de serie de tu ordenador, que es algo así como la cédula de identidad de la laptop que identifica la producción del equipo.

Saber la marca te ayuda a investigar por cuáles componentes o aspectos ella destaca sobre sus competidores, o también sus debilidades frente a ellos.

Formato de la pantalla

El formato refiere al tamaño de la pantalla. Normalmente, se mide en diagonal, y su tamaño se expresa en pulgadas (1 pulgada = 2,54 centímetros).

La importancia de conocer esto es que influye directamente en la relación de aspecto. Esto es la proporción entre ancho y alto de la pantalla, lo que determina cómo se verán los contenidos en la pantalla y la experiencia visual como un todo.

Comparativa entre diferentes formatos de pantalla.
Comparativa entre diferentes formatos de pantalla. Imagen de Xataka.

Resolución de pantalla

La resolución es casi tan importante como el tamaño, pues la pantalla de tu computadora presenta imágenes mediante una serie de píxeles.

Tomemos como ejemplo una pantalla de PC con una resolución Full HD de 1920 x 1080, la cual presenta 1920 píxeles en el plano horizontal y 1080 píxeles en el plano vertical. A medida que aumenta la cantidad de píxeles, la calidad de la imagen se vuelve más clara y detallada.

Disco duro

Este es el lugar donde se almacena todo tipo de archivos. Su capacidad se mide en megabytes (MB), gigabytes (GB) y terabytes (TB), y hay dos tipos de disco duro que puedes encontrar normalmente en el mercado.

HDD

La unidad de disco duro (hard disk drive) es el tipo de disco duro más tradicional. Está hecho de discos magnéticos (de ahí el nombre), y puede llegar a tener una capacidad máxima de 20 TB. Su principal desventaja es su baja velocidad de lectura y escritura de información.

SSD

Las unidades de estado solido (solid state drive) son los modelos de discos duros más recomendados, especialmente cuando hablamos de equipos baratos.

Las SSD usan semiconductores que almacenan datos mediante la alteración del estado eléctrico de los billones de circuitos contenidos en las SSD, similar a las tarjetas de memoria.

💡
Los SSD son mucho más costosos de fabricar. Por eso, a pesar de ser más rápidos, comprar un HDD puede ser mejor para tu bolsillo.

CPU

El cerebro de cualquier dispositivo. La función principal del CPU (central processing unit, unidad de procesamiento central) es llevar a cabo el procesamiento de cualquier actividad. Esto implica interpretar y ejecutar tareas desde el sistema operativo, así como las instrucciones dadas por los diversos componentes y aplicaciones del sistema.

Chip de AMD Ryzen dentro en un CPU
Chip de AMD Ryzen dentro en un CPU (Imagen de Luis Gonzalez en Unsplash).

A mayor calidad de procesador, más rápida será tu computadora y mayor capacidad tendrá. Ahora, en términos de procesador, hay 2 aspectos claves a tomar en cuenta:

Núcleos

Son los chips encargados de los cálculos y operaciones. Actualmente, las CPU han aumentado el número de núcleos y de aquí viene su nomenclatura: cuando decimos que un procesador es Dual-Core o de doble núcleo, significa que tiene dos de estos microchips en su interior.

Con el tiempo, la tecnología avanzó hacia los Quad-Core, que incluyen cuatro núcleos, y ha continuado progresando con procesadores de seis, ocho, e incluso 12 núcleos o más.

Cada uno de estos procesadores se caracteriza por llevar en su nombre la palabra core, seguida de un indicativo que hace referencia al número de núcleos que posee. Actualmente, los dos principales fabricantes de procesadores son Intel y AMD.

Generación

Identificar la generación del procesador (qué tan reciente es) nos permite conocer problemas comunes o cambios en los patrones de trabajo. La forma de identificarlo es tomando el primer número después del número de núcleos.

Usemos este ejemplo: Intel(R) Core(TM) i7-10850H CPU @ 2.70GHz 2.71 GHz. El 10 que está inmediatamente después de i7- indica que este es un procesador de décima generación.

Ahora hagamos lo mismo con un procesador AMD, como el AMD Ryzen 5 5625U Radeon Graphics 2.30 GHz. El primer número (5) indica que este un procesador de quinta generación.

Memoria RAM

La función principal de la memoria RAM (random-access memory o memoria de acceso aleatorio) es almacenar los datos de forma temporal de las actividades que vas realizando al momento.

Entre más memoria RAM tengas, mayor será la capacidad del dispositivo para ejecutar varias tareas en simultáneo. Si la RAM disponible es insuficiente, el rendimiento de la computadora disminuye.

Algo importante a tomar en cuenta es que aparte de la RAM que pueda traer una computadora, en muchos casos (no todos) esta puede ser expandible, por lo que podemos mejorar el rendimiento de nuestro dispositivo.

Tarjeta gráfica

Una tarjeta gráfica, mejor conocida como GPU (graphic processing unit), es un componente que se conecta a la placa madre, al procesador, o por USB.

Tarjeta gráfica de Nvidia (Imagen de Nana Dua en Unsplash)

Su finalidad es procesar y mostrar imágenes en la pantalla con una calidad óptima, usando núcleos especializados en trabajos paralelos, siendo más eficiente que una CPU en esta tarea.

Criterios para tomar en cuenta

Ahora que conoces los términos básicos para comprar una computadora, es importante que evalúes también varios aspectos importantes que influyen en el proceso de compra.

Presupuesto y gama

Lo primero a tomar en cuenta es el presupuesto que manejes, ya que es crucial al momento de decidir qué tipo de computadora comprar. Esto te ayudará a definir qué tan actualizado será el equipo que elijas, y cuál gama de producto comprarás basándote en el uso que decidas darle:

Gama baja

Equipos de uso básico. Son aptos para tareas simples como trabajar con documentos de Word, Excel, PowerPoint, navegar por la web y disfrutar de películas o música. Un equipo de esta gama tendría:

  • Un procesador de dos a cuatro núcleos de gama baja como un Intel Premium.
  • 4 o 8 GB de memoria RAM.
  • Pantalla de resolución HD (1366x768 píxeles).
  • Tarjeta gráfica integrada en el procesador o una tarjeta gráfica básica, como una AMD Radeon HD 600.
  • Un disco duro tradicional (HDD) de 500 GB o 1 TB de almacenamiento.

Gama media

Dirigida a usuarios que necesitan ir más allá. Estos equipos son ideales para tareas que implican procesamiento gráfico (GPU) como jugar videojuegos, editar videos, crear animaciones y realizar modelado 3D. Entre sus especificaciones estarían:

  • Un procesador de cuatro núcleos o de seis núcleos de gama media, como un Intel Core i5 o un AMD Ryzen 5.
  • Memoria RAM de 8 a 16 GB.
  • Pantalla de resolución Full HD (1920x1080 píxeles).
  • Tarjeta gráfica dedicada de gama media, como una NVIDIA GeForce GTX 1050 o una AMD Radeon RX 560.
  • Un disco duro tradicional (HDD) de 1 TB o una unidad de estado sólido (SSD) de 128 GB a 256 GB.

Gama alta

Diseñada para usuarios de nivel profesional que requieren un alto rendimiento en todas las tareas mencionadas, incluyendo videojuegos con gráficos de alta calidad, edición de video en resolución 8k, renderizado, animación y modelado 3D.

Los equipos de gama alta deberían cumplir con varias o todas estas características:

  • Un procesador de seis núcleos o más, como un Intel Core i7 o un AMD Ryzen 7.
  • Memoria RAM a partir de 16 GB.
  • Pantalla de alta resolución, como una pantalla 4K (3840x2160 píxeles) o una pantalla con una alta tasa de actualización.
  • Una tarjeta gráfica de gama alta, como una NVIDIA GeForce RTX 3060 o una AMD Radeon RX 6700 XT.
  • Una SSD de alta capacidad (512 GB o más) y posiblemente un disco duro adicional para almacenamiento masivo.

Movilidad

Otro de los aspectos que definirán si vas a comprar una computadora de escritorio o un laptop es la movilidad.

Está claro que las computadoras de escritorio te ofrecen mejores características a menor precio, pero con la condición de limitar la movilidad del equipo, con todo que podemos ver modelos cada vez más compactos y de fácil transporte.

Si consideras que el factor de movilidad es muy importante, una laptop te resultará mucho más cómoda, pues te permitirá trabajar remoto con mucha más comodidad y viajar dentro y fuera de tu país.

💡
Esto es parte de una nueva tendencia laboral en el mundo. Conoce más en Nomadismo digital: el quiebre de los límites geográficos.

El uso

Es importante que definas bien qué uso le darás al equipo día a día, pues las características varían si solo deseas una PC para entretenimiento, para trabajar o un mix de ambos.

Persona comiendo frente a una laptop.
(Imagen de Tony Schnagl en Pexels)

Si necesitas un equipo solo para entretenimiento porque ya tienes un equipo para trabajar, la inversión no debería ser muy grande a menos que quieras convertirlo en tu principal centro de ocio y quieras usarlo para ver películas, series, jugar videojuegos y/o hacer streaming.

Recomendaciones generales

Ya definidos los aspectos más importantes a la hora de comprar una laptop o computadora de escritorio, vamos con una serie de recomendaciones generales clave para elegir el equipo correcto.

Lee reseñas del equipo que te interese

Más allá de los aspectos técnicos, es importante que conozcas bien si el equipo que vas a adquirir se adapta a tus necesidades.

Buscar y leer reseñas de terceros sobre los productos que te interesan te ayudará a conocer no solo el rendimiento del computador, sino también las experiencias de otras personas con él, hayan sido buenas o malas.

Evalúa la vida del equipo a largo plazo

Para muchos, comprar una computadora es una inversión que lleva a un gran esfuerzo, por lo que es importante que no solo pienses en las funciones que le vayas a dar al equipo al corto plazo, sino también su rendimiento con los años.

Un buen ejercicio para esto es evaluar qué habilidades deseas aprender. Por ejemplo, si trabajas en tareas administrativas, pero tu meta es aprender a diseñar y no planeas cambiar de PC en al menos 5 años, una buena opción sería evaluar equipos capaces de soportar programas de diseño aunque no sea tu prioridad inmediata.

Compra accesorios externos

Muchas veces podemos ahorrarnos dinero si pensamos en comprar ciertos artículos de tecnología externos a la laptop, como memorias extraíbles, o ampliar más adelante la RAM de ciertos equipos.

Incluso, hablando más allá del ahorro, también podemos considerar esto como una opción para armar nuestro setup personal adaptado a nuestras necesidades.

Sé fiel a tu instinto

Más que pedir reseñas, muchas veces las opiniones de terceros pueden llegar a abrumarnos. Entonces, lo mejor que puedes hacer es que, más allá de presionarte queriendo escoger el equipo perfecto, busca aquel con el que te sientas mejor con el tiempo.

Recuerda que por más reseñas que leas, el que va a utilizar el equipo eres tú. Por lo tanto, debes buscar algo que te haga sentir bien.


Aquí tienes una guía detallada de qué tomar en cuenta al compra una computadora. Más allá de que esta decisión es crucial para tu vida personal, laboral o académica, lo mejor que puedes hacer es tratar de tomarlo con calma, haciendo de esto algo simple pero significativo.

Elige la computadora de sobremesa o laptop que mejor se adapte a tus capacidades y necesidades actuales, pero sin perder de vista tus aspiraciones en el futuro y lo que quieras hacer más adelante.

por Daniel Quiaro (Quiarom)  profile image Daniel Quiaro (Quiarom) Ulises Ortiz profile image Ulises Ortiz
Actualizado el
Productos Tutorial